Desde 2013 es indispensable obtener el certificado de eficiencia energética antes de comenzar con cualquier trámite de compraventa o alquiler de una casa. Además de ayudarnos a cumplir con la normativa, nos permite tomar conciencia del estado de nuestro hogar y adoptar medidas si fuera necesario. En la entrada de hoy vamos a hablar de este tema y os mostraremos algunos consejos que os serán de gran ayuda.

Calificaciones de la eficiencia energética

Las calificaciones van desde A, que es el grado más óptimo, hasta la G, que denuncia una deficiencia en el consumo. Sin embargo, la mayoría de las viviendas de alquiler actuales consiguen un E o D. Por esta razón, si eres inquilino y estás interesado en reducir el consumo de energía (y por tanto la factura que pagas a fin de mes), a continuación te vamos a mostrar las claves para lograrlo.

La calefacción

Disponer de una calefacción eficiente va a marcar la diferencia. En este sentido, se recomienda escoger tipos de energía que sean económicos, como por ejemplo el gas natural. El gas propano y el butano son más caros, además de causar una mayor contaminación en el ambiente.

Podemos instalar acumuladores de calor en puntos clave de nuestro piso, algo especialmente útil si disponemos de una tarifa con distintos costes según la franja horario. De esta forma, almacenaremos calor durante el día para usarlo cuando llegue la noche.

También tenemos la opción de las calderas de condensación, que son más avanzadas y nos permiten un ahorro de hasta el 30%. Notarás la diferencia sobre todo si tu calefacción estaba funcionando a partir de la caldera de la comunidad.

Las estufas de pellets se han vuelto muy populares de unos años para acá, ya que utilizan un combustible de madera que es mucho más económico. Sin embargo, se trata de un aparato que requiere tareas de mantenimiento frecuentes, por lo que si no tienes tiempo para ello quizás sea mejor comprar una bomba de calor, dispositivo que también sirve para refrescar las casas en verano.

La tarifa de electricidad

En el mercado libre y regulado disponemos de una extensa variedad de ofertas, con precios, tarifas y descuentos que son muy atractivos. En Internet existen portales especializados en comparar las tarifas energéticas, por lo que podrás saber cuál es la que mejor se adapta a las características de tu vivienda.

Bombillas de bajo consumo

Usar bombillas de bajo consumo es una medida simple pero efectiva para reducir los gastos eléctricos del hogar. Se recomienda instalar bombillas LED o equivalentes, así como tubos fluorescentes y luces halógenas.

Aislamiento

Aislar de manera conveniente las paredes, suelos y techos nos permitirá mantener mejor la temperatura en el interior del piso y por tanto ahorrar cada mes en la factura. Tenemos la opción de la lana de roca o vidrio, conocida como lana mineral, aunque existen otros materiales como el poliestireno expandido o extruido que también dan excelentes resultados. Un aislamiento adecuado supone gastar hasta un 30% menos de energía, algo que no debemos pasar por alto.