María Reyes Maroto, ministra de Industria, Turismo y Comercio, ha denunciado la situación de indefinición jurídica que vivimos en la actualidad con respecto a las casas de alquiler turístico, un problema que afecta a todo el Estado. En este sentido, el gobierno socialista se ha comprometido a aclarar la normativa y definir con mayor detalle algunos aspectos. Para ello, se ha propuesto ceder las competencias a las propias comunidades, una tarea que requerirá de bastante diálogo para llegar a un consenso. En la entrada de hoy vamos a hablar del alcance real esta revisión prevista para dentro de unos meses.

El Gobierno se compromete a revisar la normativa

La ministra afirma que la intención es delimitar el concepto de vivienda de alquiler turístico, tal y como aparece en la Ley de Arrendamientos Urbanos. La idea es contar con el apoyo del resto de grupos, para que así los plazos no se demoren en el tiempo y la propuesta llegue al Congreso lo antes posible. No obstante, avisa que el funcionamiento de los inmuebles turísticos depende directamente de cada comunidad, motivo por el cual el gobierno no va a proceder a cambiarla.

Ante el anuncio de María Reyes Maroto, algunas entidades públicas ya han comenzado a tomar medidas al respecto. Es el caso de la Comunidad de Madrid, cuyo consejero de Cultura, Turismo y Deportes propone sancionar a todas las empresas que proporcionen estos servicios en inmuebles que no cuentan con los requisitos necesarios y, por tanto, están fuera del registro. No es algo nuevo, ya que recientemente el Govern de Baleares ha multado con 300.000 euros a la plataforma Airbnb.

En el mes de septiembre se llevará a cabo un encuentro abierto en el que están invitados todos los profesionales del sector inmobiliario. En la misma, podremos saber con detalle que vías se adoptarán para esclarecer el estado legal de las viviendas turísticas y cómo afectará a los agentes del sector.

Mejorar la calidad laboral en la hostelería

Otro de los temas tratados por la ministra hacen referencia al estado del sector hostelero en la actualidad. En este sentido, se prevé a corto plazo la aprobación de un Plan Director de Explotación Laboral, que seguirá las líneas trazadas en un borrador que trata temas vitales para los empleados del sector turístico. Con esto se pretende ofrecer un servicio de mayor calidad al tiempo que se mejoran las condiciones de los trabajadores, factores que el Gobierno considera indispensables para incrementar las visitas y con ello la demanda de pisos turísticos.

Nuevas técnicas de trabajo

Para llevar a cabo todas estas medidas, María Reyes Maroto ha anunciado la creación de 4 grupos de trabajo, encaminados a lograr avances que revitalicen el ámbito inmobiliario. Se destaca el uso de nuevas técnicas estadísticas y la digitalización de la información, con el objetivo de conocer los motivos por los que los turistas acuden o no a visitarnos. De esta forma, podremos adaptarnos mejor a sus necesidades y convertirnos en un destino mucho más atractivo.